Abogado de inmigración Jorge Rivera

La deportación de un familiar de este país es algo que le cambia la vida. Puede estar en el sitio equivocado al momento equivocado, o por las propias acciones de uno. Una persona dentro de los Estados Unidos tiene derecho de ir delante de un juez antes de ser deportado. Una persona en la frontera, no tiene ese derecho y solamente tienen acceso a un juez, si presente miedo creíble de regresar a su país natal. Las personas dentro de los Estados Unidos, la mayoría ya tienen su familia, sus hogares, sus vidas establecidas aquí y ser deportado sería una pesadilla. Durante los procedimientos de deportación, típicamente tienen varias audiencias donde el juez, junto con el fiscal del gobierno y el abogado del inmigrante discuten el caso y se presenta la evidencia para concluir el caso. Los inmigrantes tienen sus derechos y hay leyes que los protegen en contra de una deportación, pero el trámite es bastante complejo y no se recomienda que lo intente sin abogado. La tarea del abogado sería establecer los puntos necesarios para evitar que el juez ordene la deportación y actualmente apruebe la solicitud presentada. Ya teniendo la deportación, es sumamente difícil reabrir ese caso. La representación de un abogado es indispensable para evitar la deportación o para tratar de reabrir el caso si ya existe. Para las personas en la frontera con miedo de regresar a su país, deben de hablar con el abogado para prepararse bien y saber en qué enfocarse para que encuentren el temor ya presente. Esto es un área delicada, porque representa la posibilidad de la remoción física de la persona del país no lo intenten solos.

Abogado de inmigración Jorge Rivera 1-888-578-2276